Nuestra Propuesta

Medicina de Tierra, está sostenido con amor y consciencia.
Somos Ananda y Marie, rezadoras y servidoras de la gran madre naturaleza
.

Quiénes Somos

Somos un equipo de trabajo enfocado en la Salud Integrativa y Natural de las personas, mediante la atención personalizada o grupal de Terapias Complementarias y Medicina complementaria o alternativa (MCA) y el uso de productos terapéuticos.

Ubicadas en el Lago Rapel,
atendemos a domicilio y en línea

Propósito / visión

Propósito

Nuestra labor consiste en acercar a las personas de zonas rurales y vulnerables a las MC a traves de atenciones terapéutica, venta de productos naturales y formaciones.

Visión

Entendemos nuestra Salud desde una complejidad que incluye el equilibrio del ser viviente, sus relaciones y el territorio.

 

Salud integrativa, social y territorial

Enfoque de trabajo Medicina de Tierra.

El encuentro de la Salud propia del Ser viviente empieza con una mirada consciente de su cotidiano, donde la calidad de sus alimentos, la vinculación con sus emociones y el nivel de pensamiento son base fundamental para el equilibrio del organismo.

De esta manera, el ser viviente en Salud es capaz de inter-relacionarse desde su esencia con otras entidades vivientes (animales humanos o no). Las relaciones sanas generadas por el ser viviente, están sostenidas por un espacio-territorio vivo, en el cuál se pueden desarrollar vínculos psico-afectivos necesarios para la evolución de todos los seres.

Entonces la Salud integrativa tiene un enfoque biopsicosocial: biológico (cuerpo físico, incluyendo el territorio), psicológico (cuerpo mental y emocional) y social (familia, comunidad y relaciones).

Así que, en Medicina de Tierra defendemos la visión de una salud integrativa, social y territorial, que se expresa hoy en día – en Abya Yala – a través del Buen Vivir. En ello, nos adentramos con la sabiduría de los pueblos originarios, resguardando sus recetas herbales, sus cosmovivencias y pagamentos para la Tierra Madre.

Escuchamos nuestros corazones resonar con la vibración de los pasos silenciosos del águila y del cóndor volando juntos para este nuevo Pachakuteq. –Ananda y Marie